Descubre al dúo que robará tu corazón este 14 de febrero

Degusta un delicioso maridaje sin importar con quién te encuentres: solo, con amigos, familia o tu pareja.

Pareciera que los festejos del próximo 14 de febrero con motivo del Día de San Valentín caen siempre en lo mismo: regalos parecidos cada año, reuniones que rayan en lo cotidiano y situaciones que se vuelven de inmediato tediosas. Prepárate para considerar algo diferente. Conoce un plan que, si no tienes algo en mente aún, es ideal para ti, tengas o no pareja. Se trata de una oportunidad perfecta para mimarte y degustar tus favoritos.

Los chocolates, en todas sus versiones son los favoritos para regalar en esta época. Su delicioso sabor deleita paladares, genera momentos especiales y hace al mundo sonreír. Pero… ¿qué tal si puedes agregar aún más magia a ese momento? Te compartimos algunas ideas para mezclar dos estrellas: chocolate y cerveza. Prepárate para conocer una combinación ganadora, fruto de la asesoría de Edgar Pérez, Developer Chef de Canal Moderno en Turin-MARS México.

Primero tendrás que elegir el chocolate que deseas. Puede tratarse de alguno que tengas a la mano, pues no necesita ser algo muy exclusivo. Un chocolate macizo con leche – como el Corazón Turin®–, uno oscuro, una barra rellena de caramelo o cacahuate – como Snickers® – o una figura – tal y como un Conejo Turin® – pueden ser buenas opciones. Escoge tu favorito o comparte distintos de ellos para conocer
variadas combinaciones. ¿Siguiente paso? Ve el color, percibe su olor y… ¡dale un buen mordisco a esa delicia! Nota cómo cada rincón de tu boca se llena de sabor.

Entra en escena el siguiente protagonista: la cerveza. De igual manera, deberás optar por la que más se te antoje… sin importar el color, sabor, aroma o malta de la que se componga. Cada caso será único: oscura con toques de canela y cacao como una Soul®, aromática y con sabor a cacahuate, café y avellana como una Asimetría® o amarga pero con pinceladas dulces y notas cremosas de plátano y durazno como Not Quite My Tempo®. Percibe los sabores acaramelados en tu lengua y piensa en todo aquello a lo que te recuerda. Confirma por qué es una bebida preferida desde tiempos ancestrales y que el vino no es el único acompañante de un buen chocolate.

Por último, llega la hora de acoplar estos mosaicos de sabores. Prueba un trozo de chocolate y da un sorbo a la cerveza: uno primero, otro después, al revés o todo a la vez. Nota cómo se integran y inauguran una fiesta completamente diferente y única en tu boca. No hay reglas establecidas: cada quien compondrá su propia pieza musical. ¿Qué esperas? Confirma que esta experiencia no tiene igual y pasa un día de San
Valentín diferente y único con amigos o familiares. Date ese abrazo que tanto necesitas hoy, el 14 de febrero o cuando quieras aliando estos dos célebres sazones.

Descubre cómo tu corazón chocoLATE por los que más quieres.

Total
0
Shares
Anterior
La mascarilla ideal según tu tipo de piel

La mascarilla ideal según tu tipo de piel

Sabes ¿qué mascarillas faciales te funcionan mejor según tu tipo de piel?

Siguiente
Labios perfectos para San Valentín

Labios perfectos para San Valentín

Esta es una gran propuesta que tiene un ligero brillo que crea un efecto

Podría Interesarte