El Sótano de las Golondrinas

Si al terminar la cuarentena buscas aventura de fin de semana, este destino es una excelente opción. Podrás ser testigo de uno de los más bellos caprichos de la naturaleza, el abismo natural más grande de México. Con una profundidad de 512 metros, 60 metros de diámetro y 370 metros de caída vertical, el Sótano de las Golondrinas, es un imperdible en el estado de San Luis Potosí.

Ubicado a 56 kilómetros de Ciudad Valles, en la región de la Huasteca Potosina, esta maravilla de la naturaleza te espera para que puedas contemplar el magnífico espectáculo que realizan sus habitantes. Entre las seis y las siete de la mañana, los vencejos (golondrinas), pericos y murciélagos, salen en una gigante espiral cada mañana, rompiendo la calma de los sembradíos de café que lo rodean y vuelven a su hogar entre las siete y ocho de la noche.

El lugar recibe su nombre gracias a la especie de los Vencejos, que al tener tantas similitudes con la especie de las golondrinas comúnmente se confunden y esto propicio que se bautizara a la zona con el nombre que actualmente lleva.

Se debe tener en cuenta que no hay hoteles ni casas de huéspedes que estén cerca del sótano, pero se puede pasar la noche en tiendas de campañas.

Sin embargo, si buscas un poco más de comodidad, el Hotel San José que se encuentra en el centro del municipio de Aquismón, cuenta con alberca al aire libre, vista a la montaña y excelentes habitaciones, se encuentra a solo media hora de este gran lugar.

Los meses recomendados para ir son entre abril y septiembre, ya que son los meses más cálidos donde la temperatura varía entre unos 24.7 C° y una máxima absoluta de 44 C°.

Las recomendaciones más importantes si decides ir por esta aventura son; llevar una botella de agua, bloqueador, pequeños snacks, ropa y unos tenis cómodos para caminar, ya que tendrás que realizar una caminata de 15 minutos aproximadamente para poder llegar a la boca del abismo.

Si eres amante de la aventura, puedes asomarte para apreciar la caída y la magnitud de este gran santuario, ya que no hay ningún tipo de barandilla que te impida hacerlo.

Si eres un espeleólogo profesional, prepara tu equipo, ya que podrás descender por esta maravilla natural para apreciarla en todo su esplendor, y si todavía quieres algo más extremo imagínate lanzarte al vacío con solo 1 paracaídas.

El municipio de Aquismón tiene muchas otras cosas que ofrecer como el Sótano de las Guaguas y Cuevas de Mantetzulel y a unos 11 kilómetro unas pinturas rupestres.

Son seis horas de Querétaro esta maravilla y cinco y media desde la ciudad de México, el trayecto por si solo es todo un espectáculo. Es uno de los imperdibles mexicanos que debe de estar en tu agenda. Uno de los destinos que podemos visitar después de la cuarentena.

Total
0
Shares
Anterior
Calzado transparente

Calzado transparente

Una de las tendencias que amamos últimamente, son los zapatos transparentes que

Siguiente
Psicología del color a tu favor

Psicología del color a tu favor

El color estimula nuestro cerebro de muy distintas formas, es un tipo de

Podría Interesarte