Patricio Razo: Conquistando cada meta

Inmerso en el mundo deportivo desde los seis años, Patricio siempre ha estado impulsado por su familia quienes lo han apoyado en cada etapa de su vida. Tras años practicando gimnasia ha sido parte de eventos históricos como las Olimpiadas. Ex participante de Exatlon, se encuentra en un momento de su vida en el cual quiere probar de todo.

¿Qué se siente vivir unas olimpiadas?

Es una emoción, sentimiento y experiencia que no se compara con nada. Algo único que recordaré el resto de mi vida y fueron el fruto de muchos años de entrenamiento. Fue la segunda edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud y tenía 16,17 años y fue muy importante para mí, el entrar a un estadio olímpico enorme me voló la cabeza.

Posteriormente viviste los Juegos Panamericanos

¡Sí! En 2019 se dieron los juegos panamericanos y fue una experiencia diferente, pero parecida en cierto punto, le hecho de estar en una villa junto los mejores de otros países te hace sentir muy especial, afortunado. Llegué con “más callo” y los movimientos que realizaba eran más meditados, planeados porque en este deporte de la gimnasia es mucha presión por hacer cada cosa perfecto. Me fui increíblemente contento.

¿Cómo ves el nivel en México?

Estamos bien, pero nos falta bastante para llegar a ser como los mejores, Rusia, Estados Unidos o Japón, son muchos años de diferencia, pero estamos mucho mejor que antes,

¿Tienes algún ritual antes de competir?

Son varios, desde lo que ceno un día antes hasta en el momento que va a tocar pasar, me mentalizo, cierro los ojos e imagino la rutina, muevo mi cuerpo como si estuviera haciéndola, me imagino la rutina perfecta y pulo mínimos detalles.

¿Cómo llegó la oportunidad de Exatlon?

Metí mi solicitud, hice el casting y logré que me voltearan a ver. el primer intento que fue en la tercera temporada llegué al último filtro y no quedé hasta la siguiente.

¿ Te llevaste buen sabor de boca?

La experiencia fue increíble. Entras, no tienes contacto con nadie mas que con tu equipo que conoces el día que te subes al avión, iba nervioso, pero afortunadamente me llevé muy bien con todos y al llegar se empieza a desarrollar la aventura, cámaras encima todo el tiempo, una rutina muy marcada donde no tienes la opción de decidir que hacer. No hay prisa y se vive muy tranquilo en un lugar bellísimo.

¿Te llevaste alguna enseñanza?

La forma de expresarme mejoró, estar cómodo en cualquier situación, aprender a adaptarme y agradecer lo más mínimo porque en la vida “normal” somos insaciables, en Exatlon aprendí a encontrarle gusto a pequeños detalles.

¿Qué planes tienes?

Quiero seguir trabajando en mí, física y mentalmente, compartirlo con el público y me gustaría entrenar a personas para que logren sus objetivos físicos. Sí regresaría a la tele si se da la oportunidad y creo que me encuentro en un momento de aprovechar todo, sí a todo.

 

Total
0
Shares
Anterior
Rocío Verdejo: pasos firmes

Rocío Verdejo: pasos firmes

Mantuvimos una interesante charla con Rocío Verdejo, una actriz con una enorme

Siguiente
¡Tu horóscopo con accesorios!

¡Tu horóscopo con accesorios!

¡La astrología es más pop que nunca!

Podría Interesarte