Hilda Marquez

¿Quién es Hilda Marquez?

Es una mujer mexicana, hija de una pintora igualmente mexicana, que se desvive por el arte y todo lo que esto involucra, los colores, pinceles etc.

¿A qué edad tuviste tu primer acercamiento con el arte?

Mi mamá toda su vida ha pintado y desde que nací estuve en contacto con el arte, los cuadros y las técnicas. Ya entré de lleno a los 15 años, pintando mis propias obras, dando clases y ayudándole con su estudio a mi mamá.

¿Siempre supiste que querías ser pintora?

Honestamente no, ya como a los 20 lo supe. Estudie la prepa y después estética y cosmetología, me dediqué un par de años a eso. Me enfocaba en body painting pero en realidad mi pasión siempre ha sido sobre lienzos.

Sabemos que te gusta experimentar con las obras que haces. ¿Cómo es este proceso?

Cuando me encargan una obra, comienzo con un lienzo y le voy poniendo texturas y colores, veo alguna forma diferente y de ahí mi mente empieza a volar y comienzo a combinar técnicas. Algo dentro de mi me guía y al terminar, no es lo que me piden, entonces tengo que volver a comenzar otra obra y así sucesivamente. Para llegar al que me encargaron pinto como tres o cuatro obras antes.

¿Cuánto tiempo pasas en el estudio?

Desde que amanece, estoy desayunando mientras preparo mis colores. A veces llega la hora de la comida pero sigo pintando y cuando veo el reloj ya me da la madrugada sin darme cuenta.

¿Tienes alguna fuente de inspiración?

Sí, los grandes pintores como Van Gogh y Frida Kahlo, me encantan y los invoco. A todas mis obras están influenciadas por alguna imagen y técnica de ellos.

¿Cómo relacionas lo que haces con el tema energético?

Yo creo al cien en este tema. Hago todo de la mejor manera con la mejor actitud, desde mis pinturas hasta las entrevistas porque eso se queda plasmado y como las obras van a dar a las casas, quiero que estas sirvan ya sea de inspiración y hagan que las vibras cambien. Muchas personas que me encargan cuadros, me dicen que es lo que desean, si quieren dinero, casas o lo que sea, integro estos elementos acompañados de palabras escondidos en la obra, para que lo tengan presente y por la ley de atracción lo decreten, lo obtengan. Las energías son lo principal.

¿Qué le dirías a una persona que le gusta la pintura y no se atreven a dar el salto a lo profesional?

Les diría que sí se puede lograr, yo no tuve palancas ni nada, no se detengan. Mi trabajo es el que habla, un cuadro recomienda a otro cuadro. Deben de dejar que su alma, imaginación y energía fluyan en el lienzo.

¿Si tus obras pudieran hablar que dirían sobre ti?

Dirían “le has dado vida a la energía positiva”.

Total
0
Shares
Anterior
Sarah Coleman: Más allá del lujo

Sarah Coleman: Más allá del lujo

La tendencia de darle una segunda vida a las cosas va en aumento, y cada vez son

Siguiente
Huertos caseros

Huertos caseros

Una tendencia saludable, cada vez más popular, y cuya implementación resulta

Podría Interesarte